Muchas personas tienen la idea errónea de que no pueden instalar paneles solares en sus techos por diversas razones, ya sea por el material, su ubicación, la sombra o sus dimensiones.

La verdad es que hay muchos factores que hacen que un techo sea más o menos adecuado para la inversión de un sistema de paneles solares fotovoltaicos.

Aquí revisaremos dos características de los techos que influyen en el rendimiento de los paneles solares: la orientación y la inclinación.

Orientación.
La orientación del techo es uno de los principales factores que determinan la cantidad de sol que verán sus paneles solares a lo largo del día.
En el hemisferio norte, los paneles solares son más eficaces cuando se instalan en tejados orientados al sur. En el hemisferio sur, pues orientados al norte. Sin embargo, incluso si tu techo no está orientado directamente al sur, pueden producir mucha electricidad. Mucha gente instala paneles solares en techos orientados al este y al oeste (¡y ahorra dinero al hacerlo!).

Consejo: ¿No estás seguro de la dirección de tu tejado? Busca tu dirección en Google Maps. Su cuadrícula muestra la dirección del sur: compárala con la dirección de tu techo en las imágenes de satélite.

¿Por qué es importante la orientación del tejado?
Por lo general, los paneles solares orientados directamente al este o al oeste producen un 20% menos de electricidad que si estuvieran orientados al sur. Esto no significa que no vayas a ahorrar dinero, pero si pretendes cubrir todo su consumo de electricidad con energía solar, es posible que tengas que instalar algunos paneles más de los que necesitaría con un sistema orientado al sur.
Aunque técnicamente es posible instalar paneles solares en el lado norte de tu techo, no es la mejor ubicación para la producción solar (de hecho, es la peor): probablemente tendrás que usar un montaje especial para que los paneles se opongan a la inclinación de tu techo para generar electricidad. Esto significa que no quedarán al ras del techo y que producirán relativamente poca electricidad. Si la única opción es un tejado orientado al norte, merece la pena considerar otras opciones de instalación, como la instalación solar en el suelo o en un garaje.
¿No puedes instalar paneles solares en tu techo? Piensa en la energía solar comunitaria.
La energía solar comunitaria te permite apoyar la producción energía renovable y ahorrar dinero en tus facturas de electricidad sin instalar ningún equipo en tu propiedad.
Inclinación del techo.
Lo ideal es que un sistema de energía solar fijo montado en el techo tenga un ángulo igual a la latitud del lugar donde se instala.
Sin embargo, los ángulos de inclinación entre 17 y 20 grados funcionarán bien en la mayoría de las situaciones y ubicaciones de nuestro país. Afortunadamente, el ángulo de tu techo tiene un impacto menor en la producción de los paneles solares que la dirección a la que esté orientado el techo.
¿Por qué los ángulos son importantes para la producción de energía solar?
Al igual que otros factores que afectan a la producción, el impacto de la pequeña perdida de productividad solar relacionadas con la inclinación del techo depende de los precios de la electricidad en tu tipo de tarifa.
Independientemente de dónde se viva o de la inclinación del techo, las instalaciones de energía solar proporcionan un ahorro significativo de hasta el 98% en los próximos pagos a CFE.
La producción óptima de electricidad se produce cuando los paneles solares están orientados al sur con una inclinación igual a 17° – 20°. Sin embargo, incluso si baja la inclinación de su techo hasta los 10°, la producción sólo disminuye de un 10% a un 30% aproximadamente.
La conclusión es que, incluso si sus paneles solares no se encuentran en el ángulo perfecto, todavía pueden ofrecer un gran rendimiento.

Empieza a ahorrar con la energía solar.
Recuerda que no necesitas vivir en el lugar más soleado de México, ni tener un techo orientado directamente al sur para aprovechar las ventajas de la energía solar: el factor más importante para determinar tu ahorro en energía solar es cuánto pagas por la electricidad de acuerdo al tipo de tarifa.
Al recurrir a la energía solar, se reducen o incluso se eliminan los costos de luz, por lo que incluso si no puedes sacar el máximo rendimiento a tu instalación fotovoltaica, la inversión en energía solar te puede resultar muy rentable.